Miércoles, 22 de Octubre de 2014
»» Fuente: Elnorte/info7    Martes, 17 de Septiembre de 2013 16:35    PDF Imprimir E-mail
Confiesa estudiante asesinar y descuartizar a su novia tras inventar secuestro
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Monterrey, Nuevo León.- Los restos mutilados y calcinados de una joven mujer que el martes pasado fueron encontrados en una bolsa de basura, en San Nicolás de los Garza, eran de una estudiante de Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Nadie imaginaría que los restos que fueron localizados la noche del 10 de Septiembre, pertenecieran a Johana Giselle Flores Martínez, de 23 años, misma que al parecer fue asesinada y descuartizada a manos de su novio, otro estudiante identificado como Rubén Andrés Rodríguez Pruneda, de 18 años de edad.

secuestro1

Según una fuente allegada a la investigación del caso, la ahora fallecida y su novio, quien también es alumno de esa institución, planearon fingir que la mujer y el hijo de esta, quien tiene 3 años y es producto de otra relación, estaban secuestrados para exigirle dinero por el rescate al padre del niño.

La negociación con el padre del menor la hizo otra mujer, y mientras esto se daba, Johana Giselle y Rubén Andrés discutieron cuando planeaban cobrar el rescate millonario, por lo que enojado, el universitario en complicidad con al menos otro hombre, la asesinó, la descuartizó y quemó sus restos.

La mujer fue localizada destazada y calcinada a las 21:40 horas del pasado martes en el cruce de las calles Puerto Guaymas y Puerto Progreso, en la Colonia La Fe, en San Nicolás. Los restos de la mujer fueron identificados más tarde por su mamá, quien dijo, vivía en la Colonia Las Golondrinas, en Apodaca. La joven era estudiante en FIME, y mediante pruebas de ADN se confirmó el parentesco y su identidad.

Una de las pistas que siguieron los investigadores fue que en las llamadas de los sospechosos para cobrar el rescate dejaron hablar al niño y éste se expresaba tranquilo, lo que hizo sospechar a los agentes que alguien cercano a la familia estaba involucrado, por lo que sospecharon del novio de la mujer.

Luego del hallazgo del cuerpo, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones localizaron y detuvieron a Rodríguez Pruneda, quien confesó el crimen y delató a sus cómplices, por lo que agentes ministeriales detuvieron a otros dos hombres, quienes también estarían relacionados con el asesinato.

Uno de los cómplices fue identificado como Francisco Javier Garza García, quien al parecer prestó una casa ubicada en la Colonia Los Cristales, en Guadalupe, donde mantuvieron supuestamente secuestrado al niño y la mujer, lugar donde al parecer también fue asesinada y mutilada Flores Martínez.

Las primeras investigaciones de las autoridades establecieron que aparentemente Garza García ayudó a Rodríguez Pruneda a matar y a mutilar a la mujer. El sábado, durante varias horas, agentes y peritos de la Procuraduría estatal catearon la vivienda, que al parecer estaba abandonada.

La fuente aseguró que las autoridades localizaron en la casa varios cuchillos que tenían indicios de haber sido utilizados para descuartizar el cuerpo de la occisa. El otro presunto cómplice que fue detenido fue identificado como Alberto Vázquez Saldívar.

La mujer que realizó las llamadas telefónicas para negociar la supuesta liberación continúa prófuga. Mientras tanto, el menor fue puesto a disposición del DIF Capullos luego de que fuera encontrado en una plaza pública, cuya ubicación no fue revelada, donde los sospechosos lo abandonaron.


 



Comparte en redes sociales
 
 

Miguel Ángel Cruz

Teodoro Rentería